espera despierta

Gonzalo Rodríguez Risco: “Un escritor tiene que amar a todos sus personajes”

Prestigioso dramaturgo y coguionista de la película nacional El Vientre nos da algunos detalles de este filme que se estrena mañana jueves en todo el país

Publicado: 2014-02-12


La cartelera de cine peruano inicia su temporada con el estreno oficial de la película ‘El Vientre’, la primera cinta de suspenso cuya proyección será mañana 13 de febrero en 70 salas de todo el país. Dirigida por Daniel Rodríguez Risco y protagonizada por Vanessa Saba, Mayella Lloclla, Manuel Gold, Gianfranco Brero, este filme cuenta la historia de Silvia (Vanessa Saba), una viuda de 45 años que, obsesionada con tener un bebé, trama un plan siniestro para tomar el control de Mercedes (Mayella Lloclla), una jovencita ingenua, a la que ve como fértil huérfana perfecta para concretar sus maquiavélicos deseos.

Silvia le ofrece trabajo y una habitación en su casa a Mercedes, para luego manipularla a seducir a Jaime (Manuel Gold), un joven mochilero, con el propósito de que quede embarazada. Silvia hará lo que sea para quedarse con el bebé y despojarse de toda la frustración que carga por no convertirse en madre. Cabe destacar que el coguionista de “El Vientre” es el destacado dramaturgo y guionista de cine Gonzalo Rodríguez Risco quien en la presente entrevista nos da algunos destalles de esta historia. 


Gonzalo, usualmente te identificamos como un dramaturgo y guionista de teatro. Cuéntanos, ¿cómo surgió la idea de co escribir el guion de la película El Vientre?
En el año 2009 mi hermano Daniel me dio un guion que él había escrito en el año 2000, y aunque yo ya había leído el guión hacía algunos años, esta vez él quería que lo lea para que le de mi opinión, ya que estaba pensando en retomar el proyecto. La historia me atrapó de inmediato, los personajes me parecieron fascinantes, la psicología de la antagonista me cautivó… Pero aún así le mandé un correo con siete páginas de notas. Su respuesta fue inmediata y sorpresiva: ¿No quieres que escribamos juntos la película? Mi respuesta a eso fue: ¿Tenemos carta blanca? ¿Podemos cambiar todo? Y él no tuvo ni que pensarlo, me dijo inmediatamente que sí. Así que desde entonces nos metimos de cabeza en el mundo de “El Vientre”, y trabajamos en esa y muchas otras versiones del guion, hasta llegar al que se filmó el año pasado. Una colaboración de mutuo respeto y admiración por el trabajo de cada uno.
-¿Es la primera vez que te involucras en la elaboración de un guion de cine?

En la Universidad tomé un curso de guión con Lindsay Law, un productor de Hollywood, y durante un año estuve escribiendo un guion de cortometraje y otro de largometraje en su clase. Lo interesante de Lindsay era que su respuesta a lo que escribía no era la de un escritor, sino la de un productor: Me interesa, me pierdo, eso vende, eso me muestra al personaje, ¿por qué hablan tanto? ¿Eso no lo puedes decir con una imagen? Aprendí mucho, ya que la técnica de dialogo, de estructura y de acción la tenía, pero debía comprender el cine como lo ven los espectadores.

-¿De qué manera te preparaste para asumir este reto?
Vi muchas películas del género (thriller psicológico) y, confiando que en que Daniel (mi co-guionista y director de la película) es experto en estructuras, me dediqué a explorar a los personajes y sus relaciones, la forma en la que hablaban, su mundo... En el fondo, como siempre he hecho en el teatro, dejé que los personajes y sus necesidades cuenten la historia.
-¿Qué nos puedes decir sobre esta experiencia?

Si la defino con adjetivos me quedo corto… Así que voy a decir que ha sido una gran experiencia de aprendizaje y de colaboración, poder entrar al mundo del cine con un proyecto de esta magnitud y con un equipo tan comprometido no tiene precio.

El director de la película refirió que la primera versión del guion tiene 14 años. ¿Desde ese momento empezaste a trabajar en él?
Conozco el guion desde su primera versión, pero yo entro de lleno a trabajar en el año 2009.
El guion, es el documento de producción cinematográfica que más transformaciones experimenta. ¿Cuántos cambios ha tenido el guion de El Vientre?

¡En un momento dejé de contar! Así de memoria puedo decir que el guion pasó por unos 5 o 6 cambios grandes, que requirieron de una reescritura completa. Y luego varias revisiones entre versión y versión. Fueron muchos cambios, pero el resultado siempre era un mejor producto, un guión más cercano a nuestro ideal.

-¿Por qué?
Al escribir una película debes pensar constantemente en la estructura, en qué quieres decirle al público, en quien cuenta la historia. Como anécdota te puedo decir que en un momento toda la película era contada desde el punto de vista de Silvia (la antagonista) y luego decidimos contarla desde el punto de vista de Mercedes (la víctima), y eso requiere de enormes cambios, todo tiene que ser revisado. Ese fue uno de los cambios más grandes y más positivos para la película.
Háblanos sobre la historia. ¿Cómo surge la idea de explorar el tema de la maternidad desde un ángulo siniestro?

Yo entro al proyecto cuando ese concepto ya estaba definido, aunque fue una de las cosas que más me intrigó del guion original. Al escribir el guion nos pusimos en el lugar de Silvia, pensando mucho en la necesidad que tienen ciertas personas de sentirse “completos” al convertirse en padres, y buscando la humanidad de un personaje que no queríamos que se defina simplemente como “la mala”. Alguna vez me dijeron que un escritor tiene que amar a todos sus personajes para que tengan vida propia, y eso fue lo que hicimos con Silvia.

En cuanto a las protagonistas. Observamos a la obsesiva Silvia y a Mercedes, la ingenua empleada doméstica. ¿Cómo se trabajaron ambos perfiles?
En términos del guion, buscamos a un personaje con mucho misterioso, obsesionado, y un personaje abierto, libre, inocente… Esa combinación siempre es explosiva. En ambos casos, lo que hicimos fue no pensar en “la buena” y “la mala”, sino en dos personajes con necesidades diferente que se enfrentan.
-¿Estos personajes estuvieron pensados en algunos similares de algunos clásicos de la cinematografía mundial?
Vimos varios thrillers psicológicos y leímos mucho sobre el tema, pero no nos basamos en alguien específico.
¿Consideras que El Vientre es un thriller de suspenso?
Exactamente, es una película de suspenso psicológico.
 ¿Cómo observas el resultado final de la película?
La respuesta de la prensa ha sido muy buena y da muy buenos augurios… Ahora, mañana es el estreno y queda esperar una respuesta igual del público. Yo estoy más que satisfecho con la película.
¿Nuevos proyectos en este campo?

¡No se si te puedo decir! Tengo un guion nuevo que está muy avanzado y ya tiene luz verde, pero no puedo anunciar nada oficialmente. Y bueno, para quienes me conocen como dramaturgo… ¡También escribo cine!


Escrito por

ARTE Y CULTURA

Ojo Visor, magazine de cultura y actualidad.


Publicado en

Ojo Visor

Magazine digital de cultura y actualidad